Saltar al contenido

¿Cuál es la variedad de patata para tortilla?

marzo 19, 2022

Receta de tortilla Tres chicas

De hecho, es uno de esos alimentos en los que incluso las versiones producidas industrialmente pueden saber bien. (La pizza es uno de los alimentos que podría pertenecer a esta categoría también). Aquí hay un trozo del buffet de la sala VIP del aeropuerto de Málaga. Seguramente no las hacen en una cocina, sino que abren un paquete de las ya hechas. Completamente firmes con patatas harinosas, es obvio que son producidas en masa, pero aún así son deliciosas.

Los bocadillos de tortilla de la Pergola están muy bien de precio: ¡sólo 3 euros por un bocadillo entero! A mí me gusta pedir el mío mitad y mitad: una mitad con una tortilla de un tipo y otra mitad con una tortilla de otro tipo.

Su tortilla de patatas normal también es buena, pero como es la tortilla estándar en toda España, tiene más competencia y por eso me permito ser un poco más exigente. Lo primero que noté es que era agradable y suelta y por lo tanto probablemente húmeda, pero había una bolsa de huevos tan cruda que el huevo era todavía transparente. No estaba seguro de si se suponía que debía ser así. Pensé que a este ejemplo le habría venido bien un toque más de sal. Pero el lado positivo es que, efectivamente, estaba húmeda como sus otras tortillas, y el carbón en la parte superior e inferior era agradable y tostado.

Tortilla española

La tortilla de patatas[1] o tortilla española[2] es un plato tradicional de España. Celebrada como plato nacional por los españoles, es una parte esencial de la cocina española[3] Es una tortilla hecha con huevos y patatas, que puede incluir cebolla. Se suele servir a temperatura ambiente como tapa.

  ¿Cómo saber cuándo dar la vuelta a la tortilla?

La primera referencia a la tortilla en español se encuentra en un documento navarro, como un «memorial de ratonero» anónimo dirigido a la corte de la región de Navarra en 1817. En él se explican las escasas condiciones de los agricultores navarros en contraste con los de Pamplona (la capital) y la Ribera (en el sur de Navarra). Después de enumerar los escasos alimentos que consumen los montañeses, sigue la siguiente cita «…dos o tres huevos en tortilla para 5 o 6 [personas] ya que nuestras mujeres saben hacerla grande y gruesa con menos huevos, mezclando patatas, pan rallado o lo que sea»[4].

Según la leyenda, durante el sitio de Bilbao, el general carlista Tomás de Zumalacárregui inventó la «tortilla de patatas» como plato fácil, rápido y nutritivo para satisfacer las carencias del ejército carlista. Aunque no se sabe si esto es cierto, parece que la tortilla comenzó a extenderse durante las primeras guerras carlistas[5].

Auténtica tortilla española

Similar a una quiche, la tortilla puede servirse caliente o fría y en cualquier momento del día. Puede encontrarlas en los menús de casi todos los restaurantes y cafeterías del país. Las tortillas portátiles también son un buen tentempié o una comida ligera para llevar. Los españoles suelen cortar una en trozos grandes, ponerlos en rebanadas de pan y comerlos mientras conducen. Otra forma habitual de comer una tortilla es dentro de un bocadillo. Basta con cortar un trozo de baguette, cortarlo por la mitad a lo largo e introducir un trozo de tortilla. Viajando por España en tren o autobús, es frecuente ver bocadillos con tortilla de chorizo sacados de bolsas de viaje o bolsos durante el trayecto.

  ¿Que le aporta la cebolla a la tortilla?

Escanee activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Pan de tortilla de patata

Pele las patatas. En una sartén antiadherente de 10 1/2 pulgadas que tenga al menos 1-1/2 pulgadas de profundidad, calienta el aceite a fuego medio-alto. Mientras se calienta el aceite, cortar las patatas en rodajas finas, de aproximadamente 1/8 de pulgada. Póngalas en un bol y espolvoree una cantidad generosa de sal (unas 2 cucharaditas), removiendo para distribuirla bien.

Cuando el aceite esté muy caliente (una rodaja de patata chisporroteará vigorosamente en los bordes sin dorarse), deslice suavemente las patatas en el aceite con una espumadera o una cuchara con ranuras. Freír las patatas, dándoles la vuelta de vez en cuando (intentando no romperlas) y ajustando el fuego para que chisporroteen pero no se doren. Colocar un colador sobre un bol o bien forrar un plato con papel de cocina. Cuando las patatas estén tiernas, después de 10 a 12 minutos, páselas con la espumadera al colador o al plato forrado.

Añada las cebollas a la sartén. Fría, removiendo de vez en cuando, hasta que las cebollas estén muy blandas y translúcidas pero no doradas (puede que tenga que bajar el fuego), de 7 a 9 min. Retire la sartén del fuego y, con la espumadera, pase las cebollas y el ajo al colador o al plato con las patatas. Escurra el aceite de la sartén, reservando al menos 1 cucharada (cuele el resto y resérvelo para volver a utilizarlo, si quiere) y limpie la sartén con una toalla de papel para que quede limpia. Raspe los trozos pegados, si es necesario.

  ¿Cuánto son 100g de tortilla de patata?
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad