Saltar al contenido

La cerveza produce gases

julio 22, 2022

Beano

La espuma de la cerveza (también cabeza o cuello)[1] es la espuma que aparece en la parte superior de la cerveza y de las bebidas carbonatadas, producida por las burbujas de gas, predominantemente de dióxido de carbono, que suben a la superficie. Los elementos que producen la espuma son las proteínas del mosto, la levadura y los residuos de lúpulo. El dióxido de carbono que forma las burbujas de la espuma se produce durante la fermentación. La carbonatación puede producirse antes o después de embotellar la cerveza. Si la cerveza sigue fermentando en la botella, se carbonata de forma natural y la espuma se forma al abrir o verter la cerveza. Si la cerveza está pasteurizada o filtrada, hay que forzar la carbonatación con gas a presión.

La densidad y la longevidad de la espuma vendrán determinadas por el tipo de malta y de adjuntos con los que se haya fermentado la cerveza. Los diferentes programas de maceración y las fuentes de cereales influyen en la retención de la espuma. En general, el trigo tiende a producir cabezas más grandes y duraderas que la cebada.

Muy relacionado con la espuma de la cerveza está el «lacing» o «lace», un residuo espumoso blanco que queda en el interior del vaso cuando la cabeza se retira o cuando se bebe la cerveza. Al igual que la composición de la cerveza (proteínas, lúpulo, residuos de levadura, filtración) afecta a la espuma de la cerveza, la cantidad de espuma también está estrechamente controlada por la composición específica de la cerveza, y los conocedores de la cerveza pueden saber mucho por la espuma, aunque, estrictamente hablando, la calidad de la cerveza no es evidente por la espuma o la espuma[2].

  Elaboracion cerveza artesanal

La cerveza es buena para los gases estomacales

¿A quién no le gusta una cerveza fría y refrescante en un día caluroso? Pero cuando quieres saciar tu sed y agotar rápidamente esa botella, hay algo que puede detenerte. Sí, la amenaza de lo que viene después – ¡sobre todo si estás en compañía educada!

Pero, ¿por qué la cerveza hace eructar? Vamos a comprobar la ciencia que hay detrás de este fenómeno, en su mayor parte divertido y, en ocasiones, embarazoso. Y descubriremos si hay algo que puedas hacer para evitarlo.

Cualquiera que sea el estilo de cerveza que beba, tendrá cuatro ingredientes clave. Son la malta, el lúpulo, la levadura y el agua. Algunas cervezas artesanales añaden también sabores adicionales: hemos encontrado versiones con extras tan exóticos como las semillas de girasol y el coco.

Cuando se bebe una cerveza, ésta baja por la garganta -o el esófago, si nos ponemos elegantes- y llega al estómago. Como hemos visto, la cerveza contiene dióxido de carbono. El dióxido de carbono es un gas, así que ese gas entra en tu cuerpo como parte del paquete.

Como los niveles de gas aumentan en el tracto digestivo superior, el cuerpo necesita deshacerse de él. Así que vuelve a subir por la garganta y sale por la salida más fácil: la boca. Esto es el eructo.

Hinchazón por el alcohol

Farrimond tomó 31 cervezas «populares» -entre ellas Budweiser, Stella Artois, Peroni, Pilsner Urquell, BrewDog y Corona- que podían comprarse en un supermercado «líder» del Reino Unido y las probó a una temperatura de 21º centígrados, lejos de la temperatura ideal para beber, por supuesto, pero mejor para medir el dióxido de carbono presente en cada una.

  Cerveza alimaña

Para ello, se utilizó un medidor provisto de un adaptador para perforar la tapa, de modo que la aguja pudiera deslizarse dentro del recipiente y tomar una lectura mientras un casquillo de goma formaba un sello hermético para garantizar que no se escapara ningún gas.

Stella Artois y Coors Light compartieron el segundo puesto, con 2,5 pintas de gas por pinta de cerveza, mientras que, también sin sorpresa, las ales y las stouts obtuvieron una puntuación mucho más baja, siendo Hobgoblin, de hecho, la menos gaseosa de las 31 marcas probadas: sólo 1,7 pintas de CO2 por pinta de cerveza.

Y lo que es más interesante, las tres cervezas sin alcohol analizadas, Beck’s Blue, San Miguel 0,0% y Heineken 0,0, obtuvieron una puntuación muy baja en la escala, con menos de dos pintas de CO2 cada una.

Gas maloliente después de beber cerveza

Las burbujas son una parte esencial de la experiencia de beber cerveza y ahora que los pubs y restaurantes han vuelto a abrir sus puertas, ¿qué mejor momento para conocer cómo o por qué están ahí? La respuesta a todo esto es el dióxido de carbono (CO2).

El CO2 es necesario para la carbonatación de la cerveza, que da a la popular bebida su elemento distintivo de burbujas. La carbonatación, en pocas palabras, es el gas de dióxido de carbono disuelto en el líquido. La cerveza puede ser carbonatada de dos maneras, de forma natural o forzada.

La carbonatación natural es el resultado del proceso de fermentación. Durante esta etapa se produce CO2 y alcohol cuando la levadura digiere el azúcar del mosto. La mayor parte del gas carbónico se escapa durante esta etapa, sin embargo, para que la cerveza permanezca carbonatada de forma natural, el cervecero sellará la cerveza en un recipiente justo antes de que se complete la fermentación.

  Cervezas 0 0

Para forzar la carbonatación, el cervecero deja que la cerveza complete la fermentación. Una vez terminada, la cerveza se introduce en un recipiente sellado y se bombea con CO2, que será absorbido por el líquido. El método de carbonatación forzada también se utiliza habitualmente para los barriles. El mismo proceso se aplica permitiendo que la fermentación se complete y bombeando dióxido de carbono al barril, donde el gas será absorbido por el líquido, la cerveza estará completamente carbonatada en unos pocos días.Aunque el CO2 de su cerveza puede parecerle un elemento pequeño, si los niveles de CO2 se dejan sin controlar durante la fermentación y/o la etapa de carbonatación forzada, las consecuencias podrían ser potencialmente mortales.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad