Saltar al contenido

¿Cómo se preparan las papillas para bebés?

marzo 23, 2022

Preparar la comida del bebé

Aunque la comida para bebés comprada en la tienda puede ser una gran opción para los bebés que están empezando a comer sólidos, la preparación de comida para bebés casera funciona muy bien para algunas familias. Para otras, la idea de hacer su propia comida para bebés puede parecer desalentadora, pero no tiene por qué serlo.

El trabajo que supone hacer tus propios purés para bebés puede ser realmente mínimo. Lo único que necesitas es tener a mano las herramientas y técnicas adecuadas. Preparar tu propia comida en casa puede suponer un ahorro de dinero y ofrece la ventaja añadida de permitirte un control total sobre lo que entra en el cuerpo de tu bebé.

“Preparar tu propia comida sana y nutritiva para tu bebé es una idea maravillosa y, además, rentable”, dice la doctora Catherine Pourdavoud, CLE, pediatra titulada y educadora de lactancia certificada en Calabasas (California).

Una de las mayores ventajas de hacer comida casera para el bebé es que es muy sencilla de hacer. A menudo, puedes utilizar la comida que ya preparas para el resto de la familia y simplemente procesarla un poco más para que tenga una consistencia segura para tu bebé, explica la Dra. Pourdavoud.

Haz tu propia comida para bebés

Comida para bebésLa comida comercial para bebés suele ser un artículo de ayuda humanitaria. La entrega de fórmula infantil puede ser criticada porque puede desalentar la lactancia materna y el suministro local de agua puede estar contaminado después de un desastre, lo que hace que la fórmula en polvo no sea segura.

  ¿Que darle de comer a un niño de 1 año y medio?

La comida para bebés es cualquier alimento blando y fácil de consumir, distinto de la leche materna o la fórmula infantil, que se elabora específicamente para bebés humanos de entre cuatro y seis meses y dos años de edad. Los alimentos vienen en muchas variedades y sabores que se compran ya hechos a los productores, o pueden ser alimentos de mesa consumidos por la familia que han sido triturados o descompuestos de otra manera.

A partir de 2011, la Organización Mundial de la Salud, UNICEF y muchos organismos nacionales de salud recomendaron esperar hasta los seis meses de edad antes de empezar a dar alimentos a un niño;[1] los bebés individuales pueden diferir mucho de esta directriz en función de su progreso único en el desarrollo. Los alimentos para bebés pueden darse cuando el niño esté preparado para comer. Los signos de que está preparado incluyen la capacidad de sentarse sin ayuda, la pérdida de la capacidad de empujar la lengua y la manifestación de un interés activo por la comida que otros están comiendo.

El destete dirigido por el bebé

Para hacer que la comida de tu bebé sea homogénea, puedes utilizar una batidora, un mouli o pasar la comida por un colador fino con una cuchara de madera. Utiliza leche materna o de fórmula para que la comida sea lo suficientemente líquida como para que tu bebé pueda tragarla.

Los alimentos comerciales enlatados y embotellados han sido elaborados especialmente para satisfacer las necesidades de tu bebé. Cuando compres alimentos para bebés, comprueba que son adecuados para su etapa. Sigue siempre las instrucciones de conservación del tarro o la lata.

  ¿Qué se le puede dar de cenar a un bebé de 6 meses?

Los bebés deben tener al menos 12 meses antes de comer miel. La miel puede contener bacterias que pueden enfermar a los bebés. Los niños pequeños, los niños y los adultos tienen un sistema digestivo más desarrollado, que puede eliminar las bacterias.

Alimentos de iniciación de Blw

Hay que tener especial cuidado al preparar alimentos para bebés porque son más vulnerables a las bacterias que los niños mayores y los adultos. Antes de preparar alimentos para bebés, lávese siempre bien las manos y el equipo con agua caliente y jabón. Utilice una toalla de papel de un solo uso para secarse bien las manos, pero deje que el equipo se seque al aire.

No deje nunca que los alimentos cocinados entren en contacto con los crudos. Lave a fondo las tablas de cortar y los utensilios que se hayan utilizado con alimentos crudos para evitar la contaminación cruzada, responsable de muchas enfermedades transmitidas por los alimentos.

Para congelar porciones individuales, ponga la mezcla en una bandeja de cubitos de hielo. Cúbrala con un envoltorio de plástico resistente hasta que la comida esté congelada. A continuación, mete los cubitos en una bolsa de congelación o en un recipiente hermético y ponle fecha.

  ¿Cómo se fabrica el papel para niños de primaria?
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad