Saltar al contenido

¿Cuándo se sirve el postre?

marzo 10, 2022
¿Cuándo se sirve el postre?

Cuándo servir el postre en una boda

Los postres son la parte más divertida de cualquier comida. Pasteles dulces, tartas de frutas horneadas, natillas cremosas y trifle: es el plato que culmina cualquier velada, la guinda del pastel. Pero es aún mejor cuando se utilizan formas divertidas de servir el postre.

Si me permites el terrible juego de palabras, algo que puede faltar en los postres es una pequeña dosis de singularidad. Con sólo un poco de esfuerzo, puedes hacer que este agradable plato sea aún más entretenido para tus invitados, tu familia, tu pareja o simplemente para darte un capricho.

Preparar cupcakes es sencillo, y se pueden hacer presentaciones muy coloridas, pero una forma real de diferenciarlos es decorar los propios moldes de los cupcakes. Es rápido, efectivo y le dará un gran toque a cualquier porción. Además, es extremadamente barato, lo que es una buena idea cuando se sirve a un gran número de invitados.

Utilizar un vaso de chupito es una de las formas más divertidas de servir el postre. Servir los postres en un vaso de chupito se ha vuelto cada vez más popular y puede ser tan simple o tan complejo como usted quiera. Se pueden hacer brillantes y coloridos, y también se pueden servir en diferentes variedades haciendo que la experiencia sea más memorable.

Postres

He estado en casa de un par de personas diferentes para cenar con una reunión de gente y en ambos casos cuando terminamos la comida en vez de tomar el postre y el café enseguida tuvimos que esperar al menos una hora en el salón mientras los anfitriones ordenaban en la cocina y el comedor y luego volver a la mesa del comedor para el postre y el café. ¿Es esta la costumbre habitual? Me sorprendió tener que esperar tanto tiempo. Personalmente, prefiero que me sirvan el postre y el café mientras estoy sentado en la mesa (es decir, justo después de terminar la comida).

  ¿Cuál es la diferencia entre la crema pastelera y la crema inglesa?

¿Con qué frecuencia se debe tomar el postre?

Uno de los factores podría ser el impulso primario de nuestro cerebro de consumir tantas calorías como sea posible. Según el científico especializado en alimentación Steven Witherly, nuestro apetito desaparece cuando comemos demasiado del mismo tipo de comida. Cuando comemos el plato salado, reducimos rápidamente nuestra sensación de hambre y nos llenamos, ya que el placer del primer plato (salado y caliente) ha pasado. Pero cuando volvemos a comer un nuevo plato (dulce y frío), nuestro apetito se revitaliza y volvemos a disfrutar de los placeres de la comida», escribe Witherly en «Why Humans Like Junk Food» (Por qué a los humanos les gusta la comida basura). La grasa es un inhibidor muy potente del vaciado gástrico, lo que permite que el azúcar o los azúcares del postre saquen agua del estómago en un esfuerzo por diluir el contenido. Un donut de Krispy Kreme -o peor aún, un buñuelo de manzana- puede provocar malestar gástrico en algunas personas, pero no después de una comida completa», escribe Witherly.

El mejor momento para comer el postre

Chris Brower es escritor y licenciado en inglés. También estudió periodismo y utiliza ambas cosas para ofrecer contenidos bien escritos, prestando mucha atención a la audiencia y sabiendo que una palabra puede determinar si un producto es un éxito o un fracaso. Tiene experiencia en la redacción de artículos, comunicados de prensa, guiones de radio, novelas, cuentos, poemas y mucho más.

Si organizas una cena o simplemente tienes invitados a cenar, es habitual servir el postre. El tiempo que se espera para servir el postre es una decisión importante. No hay una respuesta correcta o incorrecta. Más bien, hay algunas cosas que deberías tener en cuenta antes de hacer tu elección, así como algunas opciones entre las que elegir.

  ¿Qué país tiene los mejores postres?

Las cenas y los eventos especiales suelen tener comidas copiosas y abundantes, por lo que los invitados necesitan tiempo para digerir la comida antes de abordar un postre pesado. Por eso, esperar de 15 a 30 minutos antes de servir el postre es una buena opción. Permite a los invitados descansar de la comida y relajarse. Servir el postre demasiado rápido puede hacer que los invitados se sientan apurados, como si estuvieras tratando de que terminen y se vayan, pero esperar demasiado tiempo puede hacer que los invitados se impacienten y estén inquietos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad