Saltar al contenido

¿Que se come en un quince?

marzo 10, 2022
¿Que se come en un quince?

Receta de membrillo

El membrillo, de color amarillo y nudoso, es una fruta de aspecto extraño, pero no se deje engañar: ¡está delicioso!  El nombre de membrillo proviene de su color amarillo y casi dorado cuando está maduro. Cuando no están maduros, los membrillos son verdes y redondos, con pequeñas cerdas grises que cubren la piel. En cualquier caso, los membrillos desprenden un agradable y embriagador aroma floral.  La palabra griega para membrillo es kythoni (o kydoni). El membrillo es originario de Kydonia, en la isla de Creta, y allí ha pasado de ser una fruta sagrada de la antigua Grecia a la fruta mediterránea que conocemos y amamos hoy. El membrillo suele encontrarse en climas más cálidos, ya que necesita calor para madurar.

Historia del membrilloEl membrillo es una de las frutas más antiguas. Su belleza (es una cosa bonita) y su sabor dulce tentaron a muchos en los mitos y religiones – ¡de hecho es una de las únicas frutas mencionadas en la biblia! En la antigua Grecia, era habitual regalar membrillos como obsequio de boda en honor a la diosa del amor y la belleza, Afrodita. Las novias utilizaban la fruta para perfumar algunas habitaciones. Muchos creen que la «manzana de oro» que París regala a Afrodita en el mito griego del «Juicio de París» no es una manzana, sino un membrillo.  Beneficios del membrillo para la saludEl membrillo está lleno de abundantes antioxidantes, como los fenólicos y los fitonutrientes, que ayudan a prevenir el cáncer al eliminar los radicales libres. El membrillo también tiene un alto contenido en fibra dietética, lo que ayuda a mejorar el sistema digestivo. Además, los altos niveles de vitamina C que se encuentran en los membrillos pueden ayudar a reforzar el sistema inmunológico, así como a mantener la piel sana y vibrante.

  ¿Cuál es la fruta con menos hidratos de carbono?

Membrillo escalfado

El membrillo se parece al hijo de una manzana y una pera: es un fruto achaparrado, con una piel amarilla y dorada. Sin embargo, su sabor y textura son muy diferentes. La piel exterior es áspera y lanosa, y la pulpa es pastosa y astringente. El membrillo necesita ser cocinado para ser comestible. El membrillo es una fruta antigua. Muchos creen que fue un membrillo el que tentó a Eva en el Jardín del Edén. La fruta es originaria de Irán y el Cáucaso, pero ya era prolífica en Europa en la época de los romanos; incluso se cree que los membrillos se cultivaban antes que las manzanas. El primer membrillo del que se tiene constancia en Inglaterra fue en 1275, cuando Eduardo I plantó algunos en la Torre de Londres. Aunque eso fue hace más de 700 años, los membrillos siguen pareciendo una fruta exótica. La mayoría de los membrillos británicos son importados; de hecho, Turquía sigue produciendo más de una cuarta parte del total de membrillos del mundo. Los membrillos aparecen en muchas recetas medievales, cuando era muy popular endulzar los platos de carne con fruta. Sin embargo, en el continente se hizo aún más patente. El membrillo sigue siendo un plato nacional en España, servido con queso manchego. La palabra portuguesa para membrillo es «marmelo»; de hecho, la primera versión de la «mermelada» era una receta portuguesa en la que los membrillos se guisaban con miel.

Mermelada de membrillo

Originalmente, la idea de la celebración de los quince años era «celebrar» que la cumpleañera había aprendido a cocinar y limpiar y a realizar otras habilidades domésticas para conseguir un buen marido. (¿No te alegras de que esos días hayan pasado?)

  ¿Cómo incluir verduras en las comidas?

Cabrito: El cabrito, un plato clásico originario de Monterrey (México), consiste en un cabrito que se cocina en un asador sobre un fuego de carbón de combustión lenta. Esto le da a la carne su clásico sabor ahumado y también la hace más tierna.

Picadillo: Una combinación de carne picada, tomates, pimientos y cebolla, a veces también con guisantes, zanahorias o patatas. Se puede servir solo o como relleno de tacos, burritos o tamales. También se suele servir con arroz y/o tortillas.

No importa lo que planees servir a tus invitados, lo único que siempre se incluye en una Quinceañera es un pastel ultra elegante, no muy diferente a un intrincado pastel de boda. Y, de nuevo, el estilo del pastel debe ir en consonancia con tu tema y con los otros tipos de comida que sirvas en la recepción.

El pastel tradicional de quinceañera tiene varios pisos con escaleras y una pequeña muñeca de quinceañera en la parte superior. Las figuras en miniatura se alinean en las escaleras representando a la corte de honor de la cumpleañera. Pero hay muchas otras opciones.

La pasta de membrillo

Los membrillos producen una fruta dorada y aromática conocida por el nombre científico de Cydonia oblonga. En Asia occidental y los países tropicales, el membrillo es suave y jugoso, aunque en Norteamérica tiene una corteza más dura y una pulpa astringente. Si vive en un clima más frío, cocine el membrillo antes de consumirlo para hacerlo más sabroso. Elija membrillos grandes y firmes, con poca o ninguna coloración verde, y manipúlelos con cuidado porque se magullan con facilidad.

El membrillo tiene un alto contenido en pectina, por lo que es popular en mermeladas y jaleas. La pectina es un tipo de carbohidrato que produce estructura y rigidez en la jalea a través de interacciones químicas con sustancias ácidas y azúcar. Para hacer mermelada de membrillo, se cortan membrillos crudos sin pelar y se cuecen a fuego lento durante 25 minutos. Cuele los jugos y hiérvalos con azúcar y zumo de limón. Retirar la gelatina del fuego cuando espese y se pegue a una cuchara. Quitar la espuma y utilizar la jalea o enlatarla para su uso posterior.

  ¿Cuáles son las ventajas del escabeche?

Hornea los membrillos y cómelos como un tentempié caliente y reconfortante, o sírvelos sobre helado o pastel de ángel como postre. Precaliente el horno a 300 grados Fahrenheit. Descorazona, corta en cuartos y pela las zonas duras de los membrillos. Superponga las rodajas en una fuente de horno, luego rocíelas con miel y rocíe con zumo de cítricos y agua. Utilice zumo de limón, lima, manzana o naranja, según sus preferencias. Cubra y hornee durante una hora o hasta que las rodajas se vuelvan translúcidas. Retirar la tapa y hornear 10 minutos más para que los jugos se espesen.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad