Saltar al contenido

¿Cómo reemplazar proteína animal por vegetal?

marzo 20, 2022

De dónde obtienen la proteína los animales

El objetivo de este estudio fue evaluar el efecto de la sustitución de proteína animal por fuentes de proteína vegetal en el rendimiento productivo de Astyanax altiparanae (lambari-do-rabo-amarelo). Se formularon cinco dietas experimentales con niveles crecientes de sustitución de proteína animal por proteína vegetal. Un total de 9000 individuos (peso medio inicial de 1,18 ± 0,12 g, longitud media inicial de 2,1 ± 0,3 cm) fueron distribuidos en 20 jaulas de red (1 m³) con una densidad de 450 ind. m-3. Las jaulas se colocaron aleatoriamente en un estanque (180 m², 1,5 m de profundidad, 10% de renovación de agua al día). Tras 63 días de cultivo, se tomó el recuento total y la biometría individual del 20% de cada unidad experimental. Se evaluó el peso medio, la longitud total, la supervivencia, la conversión alimenticia, la ganancia de peso de la biomasa y la composición corporal próxima. El diseño experimental fue completamente aleatorio con cinco tratamientos y cuatro repeticiones. La reducción del coste de formulación conseguida al aumentar los niveles de proteína vegetal compensó la ligera disminución de la ganancia de biomasa. Además, la inclusión de proteína vegetal dio lugar a una mayor deposición de grasa, lo que sugiere la exploración futura de A. altiparanae como alimento funcional.

Proteínas de origen vegetal

Los estudios sugieren que el aumento de la ingesta de alimentos de origen vegetal y la disminución del consumo de alimentos de origen animal pueden reducir el riesgo de enfermedades crónicas como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes de tipo 2 y ciertos tipos de cáncer. Sin embargo, las dietas basadas en plantas pueden conducir a una baja ingesta de nutrientes como el calcio y la vitamina D, que son importantes para la salud ósea. Además de estos micronutrientes, la ingesta adecuada de proteínas también es necesaria para mantener la salud de los huesos durante todo el ciclo vital. Los estudios también han demostrado que ciertos aminoácidos influyen de forma diferente en el metabolismo óseo.

  ¿Qué es lo más saludable para almorzar?

Las fuentes de proteínas de origen animal y vegetal tienen perfiles de aminoácidos diferentes y, por tanto, pueden tener efectos diversos sobre los huesos. Sin embargo, no se ha llevado a cabo ningún estudio de intervención controlado y a largo plazo sobre los efectos de la sustitución de las proteínas animales por las vegetales en el metabolismo óseo y mineral en personas sanas.

Dado que la adopción de una dieta más vegetal puede suponer un riesgo para la salud ósea, Suvi Itkonen (Universidad de Helsinki) y sus colegas investigaron los efectos de la sustitución parcial de las fuentes de proteínas de origen animal por fuentes de proteínas de origen vegetal en el recambio óseo y el metabolismo mineral.    Utilizando un enfoque de dieta completa, 107 mujeres y 29 hombres participaron en un ensayo clínico aleatorio de 12 semanas. Los sujetos fueron asignados aleatoriamente a consumir 1 de 3 dietas que diferían en su composición proteica: 1) 70% de proteínas animales, 30% de proteínas vegetales, 2) 50% de proteínas animales, 50% de proteínas vegetales, y 3) 30% de proteínas animales, 70% de proteínas vegetales. Se examinaron las diferencias en la formación ósea, los marcadores del metabolismo mineral y la ingesta de nutrientes.

Beneficios de las proteínas vegetales

Las proteínas son un macronutriente esencial, pero no todas las fuentes alimentarias de proteínas son iguales, y puede que no necesites tantas como crees. Conozca los aspectos básicos de las proteínas y dé forma a su dieta con alimentos proteicos saludables.

Las proteínas se encuentran en todo el cuerpo: en los músculos, los huesos, la piel, el pelo y prácticamente en cualquier otra parte o tejido del cuerpo. Constituyen las enzimas que impulsan muchas reacciones químicas y la hemoglobina que transporta el oxígeno en la sangre. Al menos 10.000 proteínas diferentes hacen de ti lo que eres y te mantienen así.

  ¿Cómo hacer un cumpleaños económico para adultos?

Las proteínas están formadas por más de veinte componentes básicos llamados aminoácidos. Como no almacenamos aminoácidos, nuestro cuerpo los fabrica de dos maneras diferentes: partiendo de cero o modificando otros. Nueve aminoácidos -histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina-, conocidos como aminoácidos esenciales, deben proceder de los alimentos.

Es importante señalar que millones de personas en todo el mundo, especialmente los niños pequeños, no reciben suficientes proteínas debido a la inseguridad alimentaria. Los efectos de la carencia de proteínas y la malnutrición varían en gravedad, desde la falta de crecimiento y la pérdida de masa muscular hasta la disminución de la inmunidad, el debilitamiento del corazón y el sistema respiratorio, y la muerte.

Proteínas vegetales frente a proteínas animales

Las proteínas animales, como la carne, los huevos y la leche, son proteínas completas, lo que significa que proporcionan todos los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo necesita. Los productos animales son las fuentes de proteínas de mayor calidad.

Otros estudios han demostrado que consumir más carne roja procesada puede aumentar el riesgo de morir por una enfermedad cardíaca. Las carnes procesadas incluyen la carne ahumada, las salchichas, los perritos calientes, el salami, el tocino y la carne enlatada.

Algunas proteínas vegetales, como la quinoa, son proteínas completas, lo que significa que contienen los 9 aminoácidos esenciales que necesitamos. A otras les faltan algunos aminoácidos, por lo que es importante comer una variedad de alimentos para obtener los 9.

Los estudios demuestran que las personas con dietas vegetarianas o veganas (que a menudo se basan en proteínas vegetales) tienen un menor riesgo de padecer ciertas enfermedades, como cáncer, diabetes de tipo 2, hipertensión, obesidad y cardiopatía isquémica.

  ¿Cuántos gramos tiene una milhoja?

Se ha comprobado que consumir proteína de soja en lugar de proteína animal reduce el colesterol malo y los triglicéridos, que están relacionados con las enfermedades cardíacas. Otros estudios han demostrado que la soja contribuye al control del azúcar en sangre y a la reducción del peso corporal.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad