Saltar al contenido

¿Cuál es el orden de los platillos?

marzo 23, 2022

Qué platos lavar primero

El lavado de la vajilla es mucho más fácil si se tienen a mano los materiales adecuados y se lavan en el orden correcto. Siguiendo una secuencia establecida te asegurarás de que el agua de lavado se mantenga más limpia durante más tiempo con menos cambios de agua. Ahorrarás tiempo y no acabarás con un residuo grasiento en las piezas finales.

Lave la vajilla sucia al menos una vez al día si la lava a mano. Esto evitará que los alimentos se resequen y sean difíciles de lavar. Además, evita la proliferación de bacterias y hongos en las partículas de comida sobrantes y evita que atraigan a los insectos y otras plagas. Si lo prefieres, puedes lavar la vajilla y los utensilios de cocina después de cada comida o sesión de cocina. Si utilizas un lavavajillas, puedes conformarte con lavar los platos cada dos días, ya que el lavavajillas alcanza temperaturas lo suficientemente calientes como para matar las bacterias y el moho, algo que no se consigue con el lavado a mano.

Escanee activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilice datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Lavado de platos a mano

Sigue este orden para mantener el agua y la vajilla lo más limpios posible durante el proceso de lavado: en agua caliente y jabonosa, empieza lavando los vasos y luego los platos poco sucios, como las tazas, los platillos y los platos auxiliares.

  ¿Que comer cuando hay una ola de calor?

También hay que evitar usar una esponja o un cepillo sucios, utilizar un tipo de cepillo inadecuado (como un estropajo duro) en la vajilla delicada y no raspar los restos de comida antes de poner la vajilla en remojo.

El uso de guantes protege las manos del calor, lo que significa que se puede aumentar la temperatura del agua”, dicen. Las bacterias pueden desarrollarse a temperaturas más bajas, por lo que el agua más caliente puede matar los gérmenes desagradables y descomponer la grasa, proporcionando un lavado brillante y limpio”.

Este contenido es creado y mantenido por un tercero, e importado a esta página para ayudar a los usuarios a proporcionar sus direcciones de correo electrónico. Puede encontrar más información sobre este contenido y otros similares en piano.io

7

Cuando me mudé a Canadá desde Tailandia, mis amigos canadienses siempre querían que fuera su “guía de comida” en los restaurantes tailandeses. “No sé qué pedir”, decían, o “no sé cómo pedir”. Cuando llegábamos al restaurante tailandés que habían elegido, algunos me instaban a pedir sólo para la mesa.

Al principio, pensé: “¿Cuál es el problema? Pide lo que quieras”. Pero cuanto más me encontré con que era responsable de comidas enteras con mis amigos, me di cuenta de que no me limitaba a pedir lo que quería comer. Esto me quedó aún más claro cuando veté algunas de las sugerencias de mis compañeros de comedor porque no “tenían sentido” con el resto de lo que estaba pidiendo.

Llegué a comprender que hay unos cuantos principios organizativos que los tailandeses suelen utilizar a la hora de componer nuestras comidas para asegurarse de que la mesa esté bien equilibrada. No hay un conjunto de reglas explícitas, sino que existe un entendimiento tácito de que hay algunas casillas que hay que marcar a la hora de decidir qué se va a cenar.

  ¿Cómo es el proceso del miso?

Cómo lavar los platos

Hay dos formas habituales de lavar los platos a mano: “diluyendo” el detergente para vajillas en un fregadero o un recipiente lleno de agua, o echando el detergente directamente en una esponja o en el plato sucio (método denominado “limpio”). Sea cual sea el método de lavado que elijas, asegúrate de seguir las instrucciones del producto para determinar la cantidad correcta de detergente, sobre todo en el caso de las variedades concentradas, que pueden requerir menos producto del que crees. Así que, ¡lea la etiqueta!

Raspa los platos para eliminar los restos de comida: utiliza una espátula de goma o una toalla de papel. Para los alimentos pegados, ponga la vajilla o los utensilios de cocina en remojo antes de lavarlos: añada detergente o bicarbonato de sodio al fregadero o a la cacerola (o a la olla sucia) y llénelos de agua caliente; déjelos en remojo de 15 a 30 minutos, luego escúrralos y proceda con el paso 2.

Llene el fregadero o la cacerola con agua limpia y caliente. Añade jabón para platos al agua (lee la etiqueta para saber la dosis; algunos detergentes concentrados para platos requieren una cantidad menor). Apila unos cuantos platos en el fregadero a la vez – esto permite unos minutos de remojo mientras trabajas en el lavado.

  ¿Por qué se llama macedonia de frutas?
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad