Saltar al contenido

¿Que llevar de comer a una cena?

marzo 11, 2022
¿Que llevar de comer a una cena?

¿Debo llevar algo?

En cualquier caso, no lo hagas, a menos que te lo pidan. Los 5 mejores regalos para la anfitriona. Chocolates. Sin lugar a dudas, los chocolates son el regalo más fácil de «me encanta que me hayas invitado y me hayas pedido que no cocine nada». Vino. Salud. Flores. Una maceta de hierbas frescas. Productos caseros.

Qué llevar cuando te dicen que no lleves nada Fresas cubiertas de chocolate. Son el regalo perfecto para llevar a una reunión de brunch, ya que son ligeras, afrutadas y un poco indulgentes sin ser pesadas como un rico pastel. Aceite de oliva. Lavado de manos o loción. Rocky Boulevard. Granola casera y café.

Como regla general, los regalos de la anfitriona deben entregarse en el brunch, la cena o el cóctel. La única excepción a esto es para las visitas de una noche o de un fin de semana. Hace poco pasé un encantador fin de semana con unos amigos que se han mudado recientemente a Chicago. No había visto su nueva casa, así que no llevé ningún regalo de anfitriona.

Con decirles que sólo trajeran su apetito y sus expectativas de pasarlo bien sería suficiente. Coge sus regalos de anfitriona (que es lo que realmente son) y guárdalos en la nevera, la despensa o la bodega, según convenga. A continuación, sirve la comida como habías planeado originalmente. No hay nada de mala educación en eso.

Qué llevar a una cena sin alcohol

Si has recibido una invitación a una cena porque nadie puede resistirse a tu excepcional forma de contar historias, porque cuentas buenos chistes o porque no había nadie más a quien invitar, ¡qué más da! Has conseguido una invitación. Lo importante es ser un invitado considerado, lo que empieza por cómo te presentas al principio de la noche.

  ¿Qué comer en una dieta de volumen?

Para descifrar a un anfitrión que te dice «oh, no hace falta que lleves nada… sólo a ti mismo», tienes que pensar en la relación que tienes con él, en si quieres o no presentarte con las manos vacías y, a continuación, buscar algunas cosas que llevar que el anfitrión pueda utilizar y disfrutar. Sigue estos cuatro pasos y estarás bien encaminado.

Tus amigos y familiares te conocen lo suficiente como para darte instrucciones claras sin sentirte incómodo o mal. Si te dicen que no traigas nada, y si decides venir con las manos vacías (¡no pasa nada!), preséntate y sé útil.

Ofrécete para ayudar a servir las bebidas, limpiar los platos sucios o las botellas vacías, o lavar y guardar los platos. Aunque no lleves nada, estarás contribuyendo a que disfruten de la fiesta que organizan.

Ideas de regalos para la anfitriona

Los invitados a las cenas suelen llevar un regalo de anfitriona, a menos que sean amigos íntimos que cenan juntos con frecuencia. Las posibilidades de regalo incluyen vino, champán, flores (preferiblemente en un jarrón), una planta en maceta, chocolates, productos alimenticios especiales como mermeladas y jaleas u otros condimentos, frutos secos de lujo, aceitunas, aceite de oliva o vinagre, o artículos para la casa, como servilletas de cóctel, jabones y lociones para invitados, un marco de fotos o una vela aromática. Un CD o un libro también son apropiados si conoces los gustos de tu anfitrión.

Traiga o envíe un regalo. El regalo que elijas dependerá de la duración de tu estancia y de lo elaborado que sea el agasajo. Aunque no hace falta que te salgas del presupuesto, tu regalo debe ser sincero, atento y personal.

  ¿Cuántas clases de roux hay?

Qué llevar a una fiesta

Tanto si vas a una cena, como si asistes a un evento festivo en casa de un compañero de trabajo o te quedas con alguien durante el fin de semana, tienes que mostrar tu gratitud llevando algo a tus anfitriones. Sí, sigue estando de moda llevar un regalo para el anfitrión o la anfitriona cuando se va a una fiesta o incluso a una reunión informal.

El problema es que mucha gente no confía en sus conocimientos sobre la etiqueta adecuada para los invitados, por lo que se siente incómoda al tener que decidir qué regalar. Recuerda que el tamaño o el precio del regalo son insignificantes. En cambio, hay que centrarse en lo que le gustará a esa persona.

También tiene que ser apropiado para la situación. Por ejemplo, un regalo para una persona sola o para una cena en pareja sería diferente de lo que regalarías a una familia que te recibe el fin de semana.

Cuando lleves un regalo de comida o bebida al anfitrión de una cena, no esperes que te lo sirvan mientras estás allí. Recuerda que se trata de un regalo, no de un acompañamiento a la comida. Si la anfitriona quiere que lleves un plato para compartir, te lo pedirá durante la invitación. Dáselo en la puerta para que pueda guardarlo antes de saludar a los demás invitados.

  ¿Cuánto debe comer un perro comida casera?
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad