Saltar al contenido

¿Cómo saber si la verdura está en mal estado?

marzo 10, 2022
¿Cómo saber si la verdura está en mal estado?

Cómo comprobar la calidad de las verduras

Comer verduras frescas es una parte importante de una dieta sana, pero a veces puede que te olvides de las verduras que has comprado. Cuando las encuentres de nuevo, necesitarás saber si están estropeadas o no. La mayoría de las verduras se vuelven blandas, viscosas y malolientes si se estropean. Cuando sepas cómo buscar las verduras estropeadas, podrás decidir si debes tirar la verdura o si puedes salvarla cortando parte de ella.

Resumen del artículoPara comprobar si las verduras están estropeadas, busque las verduras que están adquiriendo un color amarillento o parecen viscosas. Si las verduras están cubiertas de moho, tíralas para evitar enfermar. También puedes saber si tus verduras están estropeadas oliéndolas. Si huelen mal o son amargas, probablemente se hayan estropeado. También puedes tocar la verdura para ver si está pegajosa, lo que es una señal segura de que está estropeada. Además, recuerda que las verduras suelen mantenerse frescas en el frigorífico entre 4 y 7 días. Si quieres saber cómo salvar las verduras que se estropean, sigue leyendo.

Ejemplos de verduras frescas

Las frutas y verduras añaden nutrientes a su dieta que le ayudan a protegerse de las enfermedades del corazón, los accidentes cerebrovasculares y algunos tipos de cáncer. Además, elegir verduras, frutas y frutos secos en lugar de alimentos con alto contenido calórico puede ayudarle a controlar su peso.

Los productos más seguros para comer son los cocidos; los siguientes más seguros son los lavados. Puede disfrutar de las frutas y verduras sin cocinar siguiendo los siguientes pasos para reducir el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos, también conocidas como intoxicaciones alimentarias.

  ¿Qué debo dejar de comer si tengo higado graso?

Cocine bien los brotes para reducir el riesgo de enfermedad.  Comer brotes crudos o poco cocinados puede provocar una intoxicación alimentaria. Esto se debe a que las condiciones cálidas y húmedas necesarias para el crecimiento de los brotes también son ideales para que los gérmenes se multipliquen. Es especialmente importante evitar los germinados crudos si perteneces a un grupo más propenso a enfermar gravemente por intoxicación alimentaria: adultos mayores, niños pequeños, personas con sistemas inmunitarios debilitados y embarazadas.

Cómo se pudren las frutas

En este artículo se explica por qué las verduras crudas pueden provocar síntomas del síndrome del intestino irritable y cómo averiguar qué verduras le molestan y cuáles no. También sugerirá algunas formas alternativas de preparar las verduras para que sean menos propensas a causar síntomas.

Hasta la fecha, no hay pruebas clínicas de que las verduras crudas empeoren o no los síntomas del SII. Sin embargo, muchas personas con SII se quejan de hinchazón, gases, estreñimiento e incluso diarrea después de comer verduras crudas.

Hay algunas razones por las que esto puede ser cierto. Por un lado, las verduras crudas requieren más trabajo por parte del sistema digestivo. Esto se debe a que tiene que descomponer tanto los componentes del alimento como el contenido de fibra del producto. Cuando se cocinan las verduras, el calor inicia este proceso, por lo que las verduras cocinadas exigen menos al sistema digestivo.

También es posible que cuando se comen ensaladas o verduras crudas, simplemente se esté comiendo un mayor volumen de alimentos. Esto puede aumentar el gas y la «carga» osmótica, según la teoría de la dieta FODMAP. FODMAP significa oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables. Todos ellos son tipos de hidratos de carbono que el intestino delgado absorbe mal y que suelen desencadenar los síntomas del síndrome del intestino irritable.

  ¿Cuáles son las pizzas más saludables?

Beneficios de las verduras frescas

Todo el mundo sabe que hay que comer verduras, pero existen algunos riesgos potenciales para la salud si las preparas de cierta manera (piensa en rociarlas con sal y freírlas), o si eliges comprarlas convencionales en lugar de orgánicas (algunas verduras absorberán esos pesticidas más fácilmente que otras). Cuando consumas estas 10 verduras, ten mucho cuidado.

Las verduras de sombra, como los pimientos, las patatas y las berenjenas, son controvertidas, porque muchos afirman que pueden causar inflamación, según Cynthia Sass, dietista titulada.  Esto puede dar lugar a algunas complicaciones bastante graves en el futuro: enfermedades del corazón, cáncer y diabetes, por nombrar algunas. Sin embargo, las investigaciones no son concluyentes y si puedes comer verduras de hoja caduca y sentirte bien, ¡sigue haciéndolo!

Al igual que el brócoli, las coles de Bruselas son verduras crucíferas, lo que significa que no sólo producen más gases, sino que también aumentan la acritud de las flatulencias. Esto se debe a la rafinosa y al sulfato. La rafinosa, un azúcar, no se digiere hasta que llega al intestino grueso, donde se fermenta. El sulfato es lo que provoca el olor.

  ¿Cómo dosificar las porciones del plato perfecto?
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad