Saltar al contenido

¿Qué hacer para que las habichuelas no den gases?

marzo 21, 2022

Qué judías te hacen tirarte más pedos

El hing o asafétida proviene de las hojas de las plantas de hinojo gigantes. Puedes encontrar el Hing en los mercados asiáticos o en Internet. No voy a mentir, huele muy mal. No huele como algo que querrías poner en tu comida. Pero no te preocupes, no hace que tu comida sepa como huele.    Cuando cocine alubias, añada una pizca por cada taza de alubias.

Yo utilizo entre ¼ y ½ pizca para 2 latas de alubias. Enjuaga bien las alubias y cúbrelas con agua fresca. Añadir el hing y cocer a fuego medio durante unos 30 minutos. A continuación, escúrrelas y utilízalas como necesites en tus recetas o consúmelas tal cual.

Un reciente seminario web sobre la dieta mediterránea, en concreto sobre el cambio de proteínas, provocó una tormenta de discusiones sobre las alubias y los gases. Comer más alubias es una forma estupenda de obtener proteínas vegetales y reducir el consumo de carne. No son caras, son versátiles, añaden variedad y tienen un gran sabor. Entonces, ¿por qué no comemos más alubias?

Nadie quiere sentirse hinchado después de una comida. Gracias a los carbohidratos no digeribles que se encuentran en las alubias, tienen una reputación de hinchazón – gas – llena. He aquí algunas formas de reducir los gases, pero manteniendo las judías.

Gas de las judías cuánto tiempo

Tragar aire al comer y comer demasiado rápido, dos culpables obvios, conducen a la acumulación de gases en el tracto digestivo superior. El otro factor importante es la fermentación bacteriana de los alimentos no digeridos que tiene lugar en el intestino inferior.

  ¿Cuántas calorías tiene un plato de garbanzos con fideos?

Es bastante normal generar gases intestinales, una media de una a tres pintas al día. La mayoría de los gases intestinales están compuestos por dióxido de carbono, hidrógeno, nitrógeno y, a veces, metano, y éstos no tienen olor. Son los compuestos malolientes que contienen azufre los que causan el alboroto.

Pero las fuentes más infames de gas en los alimentos son probablemente los oligosacáridos. Se trata de cadenas moleculares cortas de azúcares que se almacenan en grandes cantidades en las cubiertas exteriores de las legumbres, los frutos secos y las semillas, y en cantidades mucho menores en otras verduras y cereales. De las legumbres secas, las alubias blancas y las habas provocan más gases que otras variedades.

Las mejores judías para el estómago sensible

También es cierto que la mayoría de la gente no ingiere suficiente fibra en su dieta y debería comer más alimentos fibrosos. Un alimento que tiene una reputación especialmente notoria en lo que respecta a los gases son las alubias, un miembro de la familia de las legumbres.

No está claro por qué el cuerpo de algunas personas produce metano y el de otras no. Una forma de saber si hay metano en los gases es observar las heces después de ir al baño. Las personas que producen metano suelen tener heces que flotan en el agua.

El azufre es la sustancia que da al gas su olor característico. Por lo tanto, se deduce que el consumo de alimentos con alto contenido de azufre -como el ajo, la cebolla, el brócoli, la coliflor y el repollo- puede hacer que sus gases sean más apestosos.

  ¿Cómo cocinar legumbres rápido?

Los frijoles (legumbres) causan gases porque contienen un tipo particular de azúcar, llamado oligosacárido, que el cuerpo humano no puede digerir completamente. Otros azúcares se descomponen y se absorben en el intestino delgado. Pero el cuerpo humano no produce una enzima que descomponga los oligosacáridos.

La alfa-galactosidasa también puede aumentar los niveles de un azúcar llamado galactosa en la sangre. Las personas con la enfermedad genética de la galactosemia no deben utilizarlo. Las personas con este trastorno no pueden procesar la galactosa, por lo que el azúcar se acumula en el organismo hasta alcanzar niveles tóxicos y puede provocar una amplia gama de complicaciones.

Frijoles que no causan gases

La sal se utiliza a menudo como conservante de muchos alimentos enlatados, lo que puede disminuir la hidratación y provocar hinchazón. “Enjuague las judías enlatadas antes de comerlas o cocinar con ellas”, recomienda la dietista registrada Abby Cannon, J.D., R.D., CDN. Además de eliminar el exceso de sal, Ali Miller, R.D., L.D., CDE, dice que el enjuague “puede reducir el ácido fítico y los polisacáridos gaseosos de las judías”.

La doctora en medicina funcional Amy Shah, M.D., dice a mbg que la hinchazón es típicamente “causada por un desequilibrio de bacterias buenas y malas en su intestino”. Los alimentos y suplementos probióticos pueden ayudar a controlar la hinchazón introduciendo bacterias saludables en el intestino y apoyando un equilibrio saludable en el microbioma.* Aunque no todas las cepas son eficaces para hacer este trabajo, dice Miller, “una buena mezcla de cepas de Lactobacillus y Bifidobacterium puede ayudar a descomponer los almidones resistentes y reducir los gases”.

Con un alto contenido en fibra, almidones resistentes y azúcares complejos, las judías pueden ser difíciles de digerir. Para descomponer esos componentes difíciles de digerir, Cannon sugiere comprar alubias enlatadas previamente remojadas. Si se opta por las judías secas, recomienda dejarlas en remojo toda la noche. Según Densie Webb, Ph.D., R.D., el remojo de las alubias “lixivia los azúcares de las alubias que son responsables de la producción de gases”. Si tienes poco tiempo, la nutricionista holística Kelly LeVeque dice que “la cocción a presión de las alubias secas es una alternativa rápida y fácil al remojo que puede disminuir los gases no deseados”.

  ¿Qué importancia puede tener el agua que queda después de remojar la quinoa?
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad